Posted on

¿Miedo al veterinario? averigua como ayudarlo

examen de sangre a tu perro

El miedo al veterinario es una conducta aprendida, consecuencia de una mala experiencia, que se hace más intensa mientras más temprano en la vida de tu cachorro haya ocurrido. El olor a adrenalina es especialmente intenso para el olfato de nuestra perra, y eso no ayuda a que se tranquilice.

No lo hagas esperar

Probablemente a muchos de nosotros nos ha pasado que llega la hora del veterinario y el cachorro se pone nervioso o agresivo.  De alguna manera “adivinan” que esta vez no es un paseo, sino algo a lo que temen. Tal vez porque nosotros mismos transmitimos esa inquietud.

Si tu mascota suele sufrir de ataques de ansiedad o miedo durante sus visitas de rutina al veterinario, lo más recomendable es que pidas la cita de manera anticipada (para que le asignen una hora exacta de atención). La idea es que tu perro permanezca el menor tiempo posible dentro de la clínica veterinaria. En particular, ojalá no ingrese a la sala de espera, donde  se retroalimenta su inquietud con los demás animales que se encuentren ahí.

Si se trata de una emergencia, procura aguardar en un espacio poco concurrido. Distraelo con algún juguete o con caricias.

Sácalo a pasear en auto

Los perros que solo se suben al auto cuando deben ir al médico suelen asociar el vehículo con algo negativo. En estos casos, el episodio de ansiedad comienza con el recorrido mismo, que se convierte en un momento frustrante para todos.

Si esto es lo que le sucede a tu perro, lo más aconsejable es comenzar a pasearlo en el auto de manera regular, y darle alguna rica recompensa una vez regresen a casa, como una galleta. De este modo, conseguirás disminuir su disgusto en los siguientes viajes sobre ruedas, incluidos aquellos en los que el destino sea el veterinario.

Llévalo en ayunas

Llevar al perro en ayunas a la cita también puede resultar útil. Si la consulta no es temprano, aliméntalo por última vez dos horas antes de la misma. Ello, por dos razones: se reduce el riesgo de que vomite (producto de los nervios) y se genera, igualmente, la posibilidad de premiarlo con comida durante o después de la consulta.

Dale un premio

Ten en cuenta que hacer algo que a tu perro le guste mucho, en medio de la rutina de ir al veterinario, irá reduciendo su aprensión frente a él. Para que además se fortalezcan los lazos entre el médico y tu cachorro, puedes pedirle al doctor que sea él quien lo recompense con un trozo de su snack favorito.

Tienda SUSCRIBETE A NUESTRO BLOG

 

Referencias: The Spruce Pets

Related posts