Av. Bicentenario 4035, Vitacura 569 56594022 bolt@alphatop.cl

Tienda AlphaTop

Comportamiento y conocimiento

En tiempos de la cólera

besos de perro

Estimados amigos

Es verdad, me ha costado mantener la continuidad de nuestro newsletter como efecto de todos los desórdenes que hemos vivido en estas semanas. Pero hay un tema que nos viene bien recordar y compartir. Pasear a nuestro perro, preocuparnos de su comida y bienestar, dedicarle tiempo, pero sobre todo recibir su lealtad a toda prueba cuando volvemos a la casa, nos hace bien.

El valor de las rutinas

Nuestro perro, a diferencia de este newsletter, no depende de nuestro estado anímico. No entendería que no rellenemos su plato y el agua por la mañana. Sacarlo a pasear ya nos obliga a hacer algo sin un destino práctico, y de paso a saludar a los conocidos con los que nos cruzamos.

Recoger sus cacas y depositarlas en un basurero toma un nuevo significado, porque queremos poner nuestro grano de arena para cuidar la ciudad, para hacerla más amable para los demás (sin preguntar por su color político), para conservar el espacio público tan vapuleado.

Detenernos a conversar con otros paseadores de perros, y simplemente compartir sobre cualquier tema. Personas que ya conocemos por su perro, y por tanto con quienes ya tenemos un lazo, nos ayudan a comprender otros puntos de vista. Yo por lo menos pregunto cómo lo están pasando, y así vamos uniendo historias, haciéndonos una idea del profundo impacto de esta nueva realidad.

La lealtad

Algunos, por momentos, nos desanimamos al corroborar que hay personas que nos ven como “el enemigo” simplemente porque no compartimos su visión rupturista, y tememos por la seguridad de los nuestros (que también recorren la ciudad). Porque no dar con el tono adecuado ante la masa exaltada puede costar caro.

Llegar a la casa, abrir la puerta y comprobar que nuestro perro es incondicional es la mejor terapia. Con sus juegos en ocasiones nos ayuda a sonreír, a olvidar un poco lo que estamos viviendo, a relajarnos con sus ganas de jugar y de captar nuestra atención. Cuando (con o sin motivo) percibimos la desconfianza que se ha instalado entre nosotros, el perro es un bálsamo. Porque confía en nosotros, no importa si el día es bueno o malo, sin preguntarse qué pasará mañana.

Mis mejores deseos para cada uno. Necesitaremos coraje y optimismo para sortear esta encrucijada.

Tienda

Deja tu comentario aquí

Deja un comentario

Deja tu comentario

Newsletter

Artículos por tema

A %d blogueros les gusta esto: