Av. Bicentenario 4035, Vitacura 569 56594022 bolt@alphatop.cl

Tienda AlphaTop

Comportamiento y conocimiento

Etiqueta perruna

Es muy evidente que cometemos muchos errores cuando acariciamos un perro. Los palmeamos sobre la cabeza, caminamos derecho hacia ellos (en lugar de en forma oblicua); los miramos directamente y los abrazamos. Todo esto son gestos demasiado directos, dominantes, y pueden ser interpretados como una amenaza por el perro.

Etiqueta para los perros

El hecho es que nuestros perros se acostumbran a nuestras formas torpes, porque están seguros con nosotros. Desarrollan esta confianza porque ya nos tienen estudiados y saben leer nuestro lenguaje corporal (cuando somos una amenaza y cuando estamos disponibles para regalarles atención).

¿Cómo sería si además nos ajustáramos a la etiqueta canina? Es evidente que la respuesta a esta pregunta se vuelve más importante cuando el perro no nos conoce.

El confort emocional

No es una buena idea resultar amenazante para un perro que no nos conoce, obvio. Aquí van algunas normas de etiqueta perruna:

No sobre la cabeza: pararse directamente sobre el perro y tocar la parte superior de la cabeza es una movida agresiva que señala dominio. Lo que les encanta es ser acariciados en las mejillas y en los costados del cuello.

Acaricialo en el sentido del pelaje: por ejemplo, desde el cuello hasta la cola, y hacia abajo desde la espalda.

Su vientre: si, cuando un perro está cómodo ofrecerá su guata para que le hagamos cariño.

Evita sus ojos: válido para perros desconocidos, especialmente si son una amenaza potencial. Evita mirarlos directa y sostenidamente, porque es una señal hostil en lenguaje canino.

Aproximación: nuevamente,  con perros desconocidos acércate en forma oblicua, describiendo un suave arco (como hacen ellos cuando se están conociendo), para llegar a su costado. Le das tiempo para evaluar si eres una amenaza

Deja tu comentario aquí

Deja un comentario

Deja tu comentario

Newsletter

Artículos por tema

A %d blogueros les gusta esto: