Posted on Leave a comment

A perro chico cuidado dental grande

a perro chico cuidado dental grande

Podemos deducir, con alta certeza, que nuestros perros son más pequeños y están mucho mejor cuidados que hace 30 años. A perro chico, cuidado dental grande: los perros toy requieren cuidados especiales, y mejor antes que después.

El tamaño de las viviendas y el número de personas por hogar  se ha reducido sustancialmente,  mientras el porcentaje de familias en departamentos (17%) crece en forma sostenida (fuente Censo 2017).  Simultáneamente, los hogares con mascota han pasado de 62% (2015) a 73% en 2020 (fuente La Tercera).

La mayoría de los perros

Un perro de talla mediana a grande no requiere de cuidados dentales especiales hasta los cinco o seis años de edad. En ese momento ya tendrá acumulación de placa endurecida, la que no se puede remover con los cuidados de limpieza dental que podemos proveer en la casa.

Limpieza profesional de la dentadura

Un veterinario profesional realiza una limpieza profunda, no solo de la dentadura sino también de la acumulación de sarro por debajo de las encías. Es por esto que se trata de un procedimiento que se realiza con anestesia.

Limpieza dental de perros pequeños

A diferencia de los perros de mayor talla, éstos requieren cuidados a partir de los tres años de edad e incluso dos veces al año.  En espacios más reducidos, es muy posible que el perro coma habitualmente trozos que recibe de la mesa familiar. Muchos, por otra parte, se alimentan con dietas más  blandas (porque tienen menos fuerza de mordida), y de esta manera no comen alimentos que limpian su dentadura. Adicionalmente, es habitual observar que no tienen cabida en su mandíbula para esa cantidad de piezas dentales (típico de los chihuahuas), lo que a su vez favorece la acumulación de placa.

Si los problemas dentales no se tratan, pueden provocar incluso una fractura de mandíbula, jugando, por ejemplo, a morder una pelota.

Un chequeo es más que una limpieza

Más allá de la talla del perro, en su visita al veterinario necesita un chequeo que además abarque otros aspectos bucales. Por ejemplo, revisar sus tejidos blandos (mejillas, lengua, paladar) en busca de tumores. También debe revisar si tiene piezas dentales fracturadas o faltantes, ya que podría tener abscesos (llenos de pus), los que son fuente de infecciones más graves.

Más allá de la estética

Los perros no mastican demasiado su comida y en general se las arreglan bien aunque les falte algunos dientes. En consecuencia, extraer una pieza en mal estado y terminar con el dolor de muelas les puede devolver su calidad de vida y su carácter apacible.

Fuente: Tufts your Dog

SUSCRIBETE A NUESTRO BLOG

 

Tienda

 

Related posts

Agregar un comentario